Como se hacen los héroes. 

Me duele todo. Así describo el sentimiento.

Un terremoto de magnitud 7.1 Escala de Richter, sucedió el martes en la Ciudad de México, México. El total de muertes no está confirmado aún pero sabemos que el desastre afectó a personas mayores, mujeres, hombres, niños, niñas, e incluso a animales; muchos han perdido su hogar, su espacio de trabajo, escuela, etc.

En las últimas 72 horas, México ha llorado, gritado, y peleado.

Pero quiero decirte que más está pasando.

México se puso de pie, está ayudando, y está resurgiendo. México está haciendo algo hermoso de una tragedia.

Se ve a personas por toda la ciudad brindándose apoyo mutuo. Sin importar la edad, hay quienes están auxiliando para coordinar el tráfico, rescatando a los atrapados bajo los escombros, prestando asistencia en los refugios, e incluso perros entrenados participan en las labores de rescate. Hay comida, medicina, dinero, y se espera más ayuda que viene en camino desde los diferentes estados y países solidarios.

Es increíble ver como todos encontraron la manera de ayudar; psicólogos ofrecen atención a las víctimas en crisis; doctores y personal médico trabajan turnos dobles; veterinarios atienden sin costo a los animales lastimados; restaurantes abrieron sus puertas para alimentar gratuitamente a víctimas y voluntarios; vecinos ofrecen sus hogares para hospedar afectados; políticos donan salarios; maquillistas ofrecen sus servicios para donar lo recaudado; arquitectos e ingenieros civiles, sin costo, evalúan edificios para cerciorarse de que no corran riesgos de derrumbe; las empresas se han convertido en centros de acopio; conductores de camiones operan de manera gratuita para trasladarar víctimas y voluntarios. Incluso el que menos tiene, está donando.

Este es mi México, el país donde los ciudadanos se convirtieron en héroes e hicieron de este evento, un ejemplo mundial.

Estos héroes no quieren comer ni descansar, quieren trabajar para rescatar lo que queda en los escombros; son héroes hechos de pasión, que tienen el alma pintada tricolor, y que no han dejado de cantar el himno nacional.

Nuestra bandera a media asta, en símbolo de luto, se retirará pronto del mástil que la sostene, pero la pérdida durará para siempre. Perdimos a nuestra gente y perdimos la seguridad en nuestros hogares. Tendremos que trabajar en muchas cosas como en crear una mejor infraestructura para nuestro país. Sin embargo, hay algo que se fortaleció, nuestra fé en México.

Que se escuche en todo el mundo y en los 1,960,189 kilómetros cuadrados de nuestro país que hoy, este momento, este día… más que nunca, se siente México en la piel. 

#FuerzaMexico

– V by V.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s